11.23.08

Dvorak

Posted in Personal at 12:10 am by Rodrigo

Hace casi ocho años descubrí el teclado Dvorak. Sus ventajas me parecieron interesantes, pero se veía difícil de aprender por lo que sencillamente quedó archivado en el baúl de las cosas que me gustaría aprender algún día.

Dos años después, en un período de baja carga académica y ganas de hacer cosas, volví a encontrarlo y esta vez decidí aprenderlo. Imprimí una hoja con el teclado, la recorté y pegué con adhesivo cada una de las piezas en mi teclado de ese tiempo. Al principio era muy lento, tenía que mirar cada tecla y me demoraba en escribir (y codear) por lo menos el triple de tiempo; la tentación de volver a lo conocido era enorme, y debí hacerlo en algunas ocasiones (en general cuando no estaba usando mi propio computador). Un par de semanas después miraba las teclas con mucha menor frecuencia. A los dos meses funcionaba a prácticamente la misma velocidad que con el viejo teclado qwerty.

Ya han pasado seis años de esto y ahora ni siquiera me doy cuenta que uso dvorak, salvo en ocasiones cuando tengo que escribir una password muy complicada o cuando le presto mi teclado a alguien, con la inevitable confusión que eso conlleva. Ahora mis músculos ya saben donde está cada letra y no necesito mirar el teclado; si lo hago es peor: mis ojos confunden a mis manos dado que todos los teclados que utilizo son qwerty, configurados como dvorak.

En ocasiones todavía tengo que utilizar qwerty. Aunque mantengo la misma velocidad de antes, hacer el cambio me resulta algo incómodo y poco natural. Tengo que mover mucho las manos y cometo muchos más errores que con dvorak. Y todo esto considerando que el teclado dvorak ni siquiera está optimizado para el español (mi idioma primario) ni para codear.

Es curioso como algo que a la mayor parte de la gente le resulta tan extraño (y a mí también, al principio), se me ha hecho tan natural con el pasar de los años. Espero que mis nuevas aventuras de conocimiento (Haskell y el idioma japonés) se me hagan tan naturales con el tiempo como el teclado que estoy usando.